9/09/2017

¿LOS BEBÉS PUEDEN COMER FRUTOS SECOS?

Los frutos secos junto a otros alimentos han sido considerados durante toda la vida como alimentos que podían provocar alergia y se retrasaba su introducción en la alimentación de los bebes pasado el año de vida.

Las guías y directrices más actuales como las que podemos encontrar en “Recomendaciones para la alimentación en la primera infancia (de 0 a 3 años)” de la Generalitat de Catalunya y que están basadas en estudios más recientes recomiendan que la introducción de frutos secos en la alimentación del bebe se realice entre los 6-12 meses de vida del bebé (periodo de introducción de alimentos ricos en proteínas) ya que la introducción de alimentos como huevo y cacahuete (recordemos que es una legumbre oleaginosa similar en composición a los frutos secos) en este periodo parece disminuir el riesgo de alergias (Estudio).

Por ello y atendiendo a la recomendación de la guía de La Generalitat de Cataluña que podéis descargar AQUÍ



No se tiene porque esperar hasta los 12 meses para que los bebes prueben no solo los frutos secos, sino las carnes y pescados, los huevos y las legumbres

¿CÓMO PODEMOS DAR FRUTOS SECOS A LOS BEBÉS?


Bajo ningún concepto se debe dar frutos secos enteros o troceados a los bebés, ya que sufrirían un alto riesgo de atragantamiento y ahogamiento, por ello hay varias formas de introducirlos en la alimentación de los bebés.

Fuente: Pixabay
Lo primero frutos secos crudos sin sal, sin freir, en todo caso al horno, pero más recomendable sin ningún tipo de procesado. Hay que machacarlos hasta que queden hechos una pasta, aunque yo recomiendo pulverizarlos con un molinillo de café hasta que queden literalmente hechos polvo, además es conveniente molerlos y consumirlos, para evitar que se sequen, enrancien y pierdan nutrientes.

Deben ofrecerse poco a poco en muy poca cantidad nunca mezclando varios tipos de frutos secos, podéis mezclarlos con alimentos que ya hayáis probado y que sabéis que no provocan alergia al bebe, esperáis 2-3 días y ofrecéis otro fruto seco molido distinto. Podéis añadirlos a los triturados de frutas, de verduras y/o de cereales. Para los bebes BLW (Baby-Led Weaning) es tan sencillo como literalmente rebozar con frutos secos molidos aquellos alimentos que hayáis preparado para los bebes.


Recordad que vuestros bebés no necesitan papillas comerciales por su alto contenido en azúcares (tan azucares como maltodextrinas), ni para el bibe ni para la cuchara, pueden comer lo mismo que comes tú, cereales y tubérculos adaptados a su capacidad de autoalimentarse y respetando los tiempos de introducción.



Recordad que vuestros bebés tienen que comer fruta no porquerías envasadas y procesadas, los potitos y cualquier alimento procesado o transformado no es lo mejor para tu bebé (aunque así lo digan literalmente en la publicidad) y lo mismo para las carnes, pescados y legumbres.


#ComeFrutayVerdura

No hay comentarios:

Publicar un comentario